lunes, 29 de agosto de 2016

Disfraces: Sombrerero loco y conejo blanco

Un año más Hontoba ha celebrado su semana cultural, y mis hijos han participado en el concurso de disfraces (y en todo lo demás). Nos hemos divertido mucho, ellos disfrazados y yo ideando y cosiendo.

Mi hijo mayor quería ir de sombrerero loco y pensé que sería buena idea disfrazar al peque de conejo blanco. Nos faltaba Alicia, pero no tenía una niña a mano a quien disfrazar.


Ya habéis visto algunos detalles en Instagram como adelanto, y hoy os enseño los disfraces enteros.


El de sombrerero fue el que más me costó hacer. El sombrero no quedó exactamente como yo quería, aunque a mi hijo le pareció chulo igualmente.


La chaqueta tiene mil fallos, pero intenté cuidar los detalles.


De todos es sabido que los sombrereros locos toman té.


Les hice pajaritas iguales... aunque de distintos tamaños.


El disfraz de conejito blanco fue más fácil. Además quedo taaaaaaan adorable...


Muero de amor con ese rabito.


Es un pompón de lana.


Lo dicho, muero de amor.


Un reloj de pulsera un poco grande... Los números los pegué con pistola de silicona, es lo único que no va cosido. En la muñequera lleva un velcro.


Definitivamente, el sombrero mola.


Una última foto, charlando con el alcalde.


Espero que os hayan gustado y ya sabéis que podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Funda para los bastidores

Ya sabéis mi afición por hacerle fundas a todo. A una amiga le vi esta funda para guardar bastidores y no he podido resistirme a hacer otra para mi. Además estas telas de lino son una preciosidad y estaban esperando su momento.


Vais a necesitar:
-Un cuadrado de tela de 27x27 cm para la parte trasera
-Dos rectángulos de 27x17 cm para la parte delantera
-Además, en la parte de atrás añadí un bolsillo que hice con una pieza de tela de 27x11 cm
-Una tira larga de 5x85 cm
-Una tira para bordar a punto de cruz. Las venden ya hechas, pero también la podéis hacer con una pieza de tela. La mía mide 27x10 cm, aunque al montarlo vi que me quedaba muy ancha y quité unos 3 cm
-5 cm de cinta, goma o similar, para cerrar el botón
-Un botón
-Máquina de coser y accesorios de costura.


Bordamos las letras en la tira pequeña. Si utilizáis las que venden ya hechas con tela aida no tendréis más que bordar y aplicar. Si lo hacéis con una tira de tela cualquiera podéis añadir una pequeña puntilla de ganchillo como la mía.


Cogemos dobladillo en todos los bordes de las telas, y aprovechamos para coser la cinta que sujetará el botón.


En el bolsillo trasero, pasamos dos costuras, para dividirlo en tres partes.


Y cosemos la tira bordada a la pieza superior.


Presentamos las dos piezas delanteras de forma que midan 27 cm, lo mismo que la trasera.


Marcamos con lápiz un círculo de 26 cm (dejamos 1 cm de margen de costura), en ambas piezas, y cosemos la tira larga todo alrededor.


Recortamos el sobrante y sobrehilamos si es necesario.


Damos la vuelta por el propio bolsillo, y pegamos el botón.


En el bolsillo trasero me caben las tijeras, alguna madeja...


Si vuestros bastidores son más grandes, solo tenéis que adaptar las medidas. El mío más grande es de 20 cm.


Si le dais margen suficiente, cabe incluso el bastidor con la tela que estéis bordando, y así queda protegido.


Muy fácil de hacer. Lo que más tiempo lleva es el bordado de las letras, pero el resto lo podéis hacer en un rato. Espero que os haya gustado y os espero en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.


miércoles, 17 de agosto de 2016

Barefoot sandals

Al final he caído en la moda de las "sandalias descalzas". Es algo tan inútil como llevar pendientes, o pulseras, pero oye, hace bonito y me apetecía. Las primeras que hice son para una cantante que sale al escenario descalza.



Una vez puestas me gustaron tanto, que tuve que hacerme otras para mi. Además, hice el experimento de meter abalorios entre el ganchillo y me gusta como queda (horror, necesito un pintado de uñas).


A mi bichito pequeño le gustó el tema de los abalorios y le hice una pulserita. No se la quita y se la va enseñando a todo el mundo. Al mayor le hice otra, pero no ha querido posar para la foto jajaja.


Espero que estéis aprovechando el verano para relajar y oxigenaros. El patrón para hacer las barefoot sandals lo tenéis en el Club de ganchillo de Facebook. Y en mis redes sociales favoritas nos seguimos comunicando: Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Chal de ganchillo

Una amiga me regaló el patrón para hacer este chal, y claro, no lo pude evitar.

Aproveché un par de ovillos huérfanos que tenía en casa. Ha quedado un poco pequeño, pero para las noches frescas de final de verano seguro que le doy uso.


Mientras tanto os espero en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y en el Club de ganchillo.


miércoles, 27 de julio de 2016

Chaleco para niño en ganchillo

Si me seguís en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest) ya visteis hace un mes que estuve muy animada con un concurso de mi querido Almacén de Pontejos. El motivo del concurso eran labores de primavera y decidí participar con este chaleco que le hice a mi gorullo.

 Es muy fácil de hacer, ya que es solo punto bajo, aunque un poco diferente para darle un efecto relieve muy chulo. Las explicaciones las tenéis en Purl Soho.


Para romper un poco la monotonía le añadí una raya de otro color, y unos divertidos botones en forma de estrella.


No gané el concurso, pero quedé finalista gracias a los votos de mis amigos.



Y como premio recibí estas dos revistas llenas de proyectos maravillosos. !Ahora tengo que elegir cual quiero hacer¡


Seguro que os animáis a hacer vuestro propio chaleco para los peques de la casa. Si es así, me lo podéis contar el en Club de Ganchillo de Facebook, donde nos estamos enseñando todas nuestras labores. ¡Nos leemos!


miércoles, 20 de julio de 2016

Gallinitas locas

El blog de De Estraperlo se ha convertido en uno de mis blogs de cabecera desde que hice el proyecto colcha. Tiene unos patrones maravillosos, y uno de ellos son estas gallinas locas (el patrón está disponible en su tienda on-line), sus famosas hen sisters.

Hace tiempo hice una para mi. El patrón es adictivo, así que me quedé con ganas de más. Si, lleva calcetines. No tenía suficiente hilo naranja.


Después decoré una caja de fresas para mi madre... y que mejor que una gallina loca para acompañar, con los mismos colores que la caja.


A mi hijo mayor le gustó tanto que me pidió otra para su habitación. Los colores esta vez los escogió él.


Seguro que más adelante hago alguna otra, para la habitación del pequeño por ejemplo. Aunque me esperaré a que sepa él elegir sus colores favoritos.

Para este verano, estas gallinitas locas son una buena opción si os apetece hacer ganchillo.

Os espero en mis redes sociales favoritas: Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest. ¡Nos leemos!


miércoles, 13 de julio de 2016

Cajas de fresas y chalk paint casera

El año pasado decoré un montón de cajas de fresas (tenéis el tutorial en el enlace) ¡pero no me quedé con ninguna! Es cierto que algunas están en casa, pero las puse en las habitaciones de los niños. Este año la primera que hice fue para mi madre, y además hice una modificación para que no quedasen las gomas a la vista. Pero después de eso me tocaba desquitarme y hacer el resto de cajas solo para mí. Al menos la mayoría.


Para pintarlas tenía chalk paint azul y rosa, pero los otros colores eran todos de pintura acrílica. Quería conseguir el efecto chalk paint en todas las cajas, ya que me gusta el efecto mate que tiene y es mucho más cubriente al pintar. Así que me hice con aguaplast y procedí al experimento: chalk paint casera.


La proporción la hice a ojo, no se deciros cantidades exactas (en algún blog he leído una cucharada de aguaplast por cada taza de pintura, pero aun así me parecen medidas bastante laxas). En un recipiente aparte vertí un poco de pintura acrílica y fui añadiendo aguaplast hasta que me pareció que la textura era similar a lo que quería conseguir. Eso si, no hagáis demasiada cantidad porque el sobrante lo tendréis que desechar. En cuanto empieza a secar el aguaplast (y seca bastante rápido), la mezcla ya no sirve.

En la primera que hice no conseguí al 100% el efecto mate del chalk paint, pero me gustó el resultado. De esa pintura amarilla, aplicada tal cual, habría necesitado bastantes manos para cubrir por completo las letras que traen las cajas de fresas. Con la mezcla de aguaplast, con un par de manos me quedó bastante aceptable. Dejad pasar un par de horas entre una mano y la siguiente.


Y ya solo quedaba ponerle un vestido bonito.


Para el exterior utilicé telas con estrellas pequeñas, que he combinado con diferentes telas en el interior.


La pintura morada la conseguí mezclando rosa y azul.


Ahora tengo todas las cosas del escritorio recogidas y mucho más espacio de trabajo libre.


Y un plus. La tutora de mi hijo mayor se traslada de colegio, así que el año que viene no estará con nosotros. Como despedida, hice esta cajita para ella.


Espero que os hayan gustado. Y ya sabéis, si tenéis algún resto de pintura acrílica, podéis aprovecharla para hacer chalk paint casera y conseguir ese efecto tan bonito.

¡Nos leemos!. Puedes dejar un comentario a continuación, o seguirme en mis redes sociales favoritas: Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...